RESEÑA HITÓRICA DE LA CIUDAD DE SAN MIGUEL.

 

 Cuatro años después de la conquista, Pedrarias Dávila, quien tenía bajo su control el territorio de Nicaragua, comisionó a Martín de Estete con fines de exploración y anexión del territorio ubicado al oriente del río Lempa.

Aunque la misión de Estete fracasó, Alvarado decidió contrarrestar las pretensiones de Dávila, y por ello delegó a Luis de Moscoso para que fundase una villa; Moscoso se trasladó con 120 soldados españoles y, probablemente el 8 de mayo de 1530, festividad del Arcángel Miguel, estableció la villa de San Miguel de la Frontera, en las cercanías del poblado indígena de Usulután. Sin embargo, se dice que Pedro de Alvarado contribuyó al despoblamiento del sitio, cuando embarcó a varios individuos para su expedición al Perú; por lo que se volvió a restablecer en 1535 por Cristóbal de la Cueva y bajo la advocación de Nuestra Señora de la Victoria.

Para 1572, Juan López de Velasco describía a San Miguel como una «comarca más caliente que fría», de buena producción agrícola de maíz y cacao; así como contaba entre sus recursos a las minas de plata que eran difíciles de explotar por la escasez de agua.

Tenía además 650 habitantes, pues residían en ella, 130 vecinos españoles o jefes de familia, de los cuales 60 eran encomenderos. Según Jorge Lardé y Larín, adquirió el título de ciudad en 1574.

A principios de 1586, la ciudad fue destruida por un incendio que redujo también a escombros el convento de San Francisco que había sido erigido en 1574; por este motivo, los habitantes se trasladaron a su actual asiento, que para junio de aquel año tenía una población de 150 habitantes.

Suceso notable de 1699 fue la erupción del volcán vecino, llamado en ese entonces Poshotlán. Para 1740, según Manuel de Gálvez Corral, habitaban en San Miguel unos 1100 habitantes, y había en el poblado una iglesia parroquial y los conventos de San Francisco y La Merced, además de dos ermitas: la de San Sebastián y El Calvario.

HISTORIA CATEDRAL BASILICA “NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ”

Catedral Basílica “Nuestra Señora de la Paz”

 

HISTORIA TEATRO NACIONAL “FRANCISCO GAVIDIA”

Teatro Nacional “Francisco Gavidia”

 

RESEÑA HISTÓRICA DEL CARNAVAL DE SAN MIGUEL

PAGINA OFICIAL

 

TURICENTRO “ALTOS DE LA CUEVA”

 

En 1770, de acuerdo a Pedro Cortés y Larraz, la población era de 3,765 habitantes, y en su crónica resaltaba la ausencia de escuelas y la intensa actividad por el cultivo del añil, por el que incluso se descuidaban los demás cultivos.

Pocos años después ocurrió el alzamiento del 5 de noviembre de 1811 de San Salvador en contra de las autoridades coloniales, en la que los sublevados giraron invitación de los ayuntamientos vecinos para que nombrasen representantes para la formación de una provincia autónoma. La respuesta de San Miguel fue negativa y reiteró su fidelidad a Fernando VII; por ello, el capitán general José de Bustamante y Guerra promovió que se le otorgase a San Miguel el título de Muy noble y Muy leal, lo que se hizo efectivo el 11 de julio de 1812.

Con el nacimiento del estado de El Salvador, el 12 de junio de 1824 se creó el departamento de San Miguel, que tenía como cabecera al poblado del mismo nombre.

Esa zona se dividió en dos departamentos en 1827, el mismo San Miguel y Chinameca. Durante los años de la República Federal de Centro América, la ciudad fue centro de los diversos disturbios políticos y militares de la época como principal núcleo poblacional que era de la zona oriental del país.

Para el año 1865 el departamento de San Miguel se extendía en toda la zona oriental, por lo que el presidente Francisco Dueñas y para una mejor administración política y militar, decidió dividirlo en tres: San Miguel, La Unión y Usulután; por medio de una ley emitida el 25 de junio.

Diez años después, el 14 de julio de 1875, el departamento volvió a dividirse en dos circunscripciones: San Miguel y Gotera (posteriormente conocida como Morazán).

Para 1890, según descripción del geógrafo Guillermo Dawson, San Miguel ya mostraba prosperidad; mencionaba que sus calles eran anchas, rectas y bien empedradas, entre las que sobresalía la de La Paz; con casas de construcción sólida y elegante, mientras que sus paseos más frecuentados eran la Plaza de Armas y la Colina de la Cueva.   La economía se basaba todavía en el añil, además de cereales, la crianza de ganados mayor y de cerdo y el comercio extranjero. Calculaba su población en 23,800 habitantes.

Por otra parte, en la segunda mitad del siglo XIX, San Miguel entró en una fase de desarrollo con la instalación de los servicios de agua potable (1873), la línea telegráfica (1874), y el alumbrado público (1892), ya para el año 1865 se construyó el primer mercado.

En el siglo XX, San Miguel continuó transformándose en una ciudad de importancia económica para la zona oriental.

En 1912 se instaló la línea férrea que la conectaba con la ciudad de La Unión, y a partir de los años 1930 tuvieron un notable desarrollo la ganadería, y especialmente la agricultura con el cultivo del café y el algodón; así como la industria generada por el henequén, que desde 1918 se había convertido en un importante producto de exportación de El Salvador. De hecho, cobró auge con la Segunda Guerra Mundial, y sus plantaciones cubrían los costados de la carretera Panamericana que cruza la misma ciudad.

Por otra parte, a partir de los años 1950 la ciudad comenzó a experimentar cambios en el crecimiento poblacional con el desplazamiento de personas desde la zona rural; así como en el diseño arquitectónico de sus barrios y centro histórico, y la aparición de nuevas colonias en su periferia.

DIVISIÓN ADMINISTRATIVA DEL MUNICIPIO

Para su administración San Miguel se encuentra dividido en 31 cantones y 165 caseríos. Siendo sus cantones:

Altamira, Anchico, Cerro Bonito, Concepción, El Amate, El Brazo, El Divisadero, El Havillal, El Jalacatal, El Jute, El Niño, El Papalón, El Progreso, El Sitio, El Tecomatal, El Volcán, El Zamorán, Hato Nuevo, La Canoa, La Puerta, La Trinidad, Las Delicias, Las Lomitas, Miraflores, Monte Grande, San Andrés, San Antonio Chávez, San antonio Silva, San Carlos, San Jacinto, Santa Inés.

DATOS GEOGRÁFICOS Y CULTURALES.

FIESTAS PATRONALES.

 Las fiestas patronales de San Miguel se celebran del 1 al 30 de noviembre, en honor a Nuestra Señora de la Paz.

El último fin de semana del mes de noviembre se celebra el tradicional “CARNAVAL DE SAN MIGUEL”.

Otros datos de interés.

Extensión Territorial:  593.98 Kms. 2

Población: 225,000 aprox.

Elevación: 115 mts./snm

Distancia desde la capital: 132 kilómetros

Volcanes:  Volcán Chaparrastique
Última erupción, 29/12/2013

Parque Turístico:  Altos de la Cueva

LÍNEA DE TIEMPO.

  • El primer Alcalde de San Miguel fue don Gabriel de Cabrera, nombrado por don Pedro de Alvarado.
  • El primer cura que hubo en San Miguel fue el Presbítero don José Antonio Carmenate.
  • En 1693 el Volcán de San Miguel hizo su primera erupción.
  • El 21 de septiembre de 1787 el Volcán de San Miguel hizo una de sus más notables erupciones.
    En esta fecha fue cuando se obró el milagro de la Virgen de la Paz.
  • Posee el título de Ciudad, concedido en 1811.
  • El 15 de julio de 1812 las Cortes Generales y extraordinarias concedieron a San Miguel el Título de “Ciudad muy Noble y Leal”.
  • En 1862 el General Gerardo Barrios dio Principio a la Construcción de la Catedral de San Miguel.
  • En 1865 se fundó en San Miguel por el Doctor don Antonio Rosales el primer colegio denominado “Santo Domingo”.
  • En 1868 se fundó en San Miguel el primer Centro Social en la República, o sea el “Casino Migueleño”.
  • Por decreto del 17 de octubre de 1874 se fundó en San Miguel la “Universidad de Oriente”, bajo la administración del General Santiago González.
  • El 15 de septiembre de 1873, a las cuatro de la tarde, fue inaugurado por el Acalde Municipal don Pedro Soto, el servicio de agua potable.
  • La primera línea telegráfica llegó a San Miguel, vía San Vicente, el año 1874.
  • En 1875, se fundó el primer mercado en esta ciudad, siendo a la vez el primero de la Republica.
  • El primer servicio de luz eléctrica se estableció el 15 de septiembre de 1892, siendo comandante de Armas el General Tomas Vilanova.
  • El 31 de diciembre de 1909, a las doce de la noche, fue inaugurado solemnemente el Teatro Nacional de San Miguel. Este edificio se comenzó a construir el año de 1903.
  • El 21 de noviembre de 1921, el Exmo. Señor Obispo de San Miguel, en representación de su Santidad el Papa Benedicto XV coronó Pontificialmente a la Virgen de la Paz, Patrona de los Migueleños, habiendo concurrido al acto altos dignatarios de la Iglesia y del Estado.
  • 1895 fue fundado el Hospicio de Huérfanos, hoy Hogar de Niño Dolores Sousa.
  • 1914 fue inaugurada y bendecida la Capilla de la Medalla Milagrosa del Hospital “San Juan de Dios” de San Miguel.
  • 1927 fue construida modernamente Cloaca del Hospital San Juan de Dios.
  • 1939 el 26 de marzo, la Ciudad de San Miguel, tributó glorificación a Don Francisco Gavidia, sabio humanista, de origen migueleño, se le condecoró con medalla de oro; se colocó una placa metálica en la casa en que nació, en el Teatro Oriental se desarrolló un acto Lírico Literario, imponiéndole a dicho teatro el nombre de “Francisco Gavidia”. Ese día todas las flores de los jardines de la ciudad fueron para el insigne maestro.
  • 1787 con motivo de la erupción, fue sacada a la puerta del Templo; luego después se dibujó en el cielo una palma de nubes, fue por eso que se le colocó en una de sus manos una palma de oro.
  • 1966 falleció trágicamente en un accidente de aviación el 21 de marzo, el Doctor Miguel Félix Charlaix; creador del Carnaval de San Miguel. Su muerte conmovió a todos los sectores sociales y sus funerales fueron una demostración popular de duelo, nunca vista.
  • 1903 el 23 de junio, cayó un rayo en la cúpula el templo de San Francisco, e hizo impacto en la imagen de Nuestra Señora de la Paz, esto causó general consternación en el pueblo. Años antes ya le había caído otro rayo a la imagen del Santo Patrono San Miguel Arcángel.

PATRIOTISMO EMBLEMÁTICO.

En el año 1819, fueron capturados Don Justo Zaldivar y Don Valentín Porras, quienes fueran impulsores de la lucha por la independencia de América Central, levantándose en armas el 9 de junio de 1810, por varios años se mantuvieron apresados en las cárceles Públicas de San Miguel y fueran sometidos a toda clase de torturas, subyugados con barras y grilletes en los pies y una cadena en su cuello pendiente de la pared, además de tener prohibida toda comunicación con el exterior.

Después de muchos años de cárcel, fueron ejecutados ahorcándoles en una madrugada al interior de las cárceles, las cuales se ubicaban en los que hoy son los Jardines y el Registro Civil de la Alcaldía Municipal.

GALERIA FOTOGRÁFICA

Descubre San Miguel